Image default
Blockchain Decentralizacion Internet de las Cosas IOTA tecnología

Iota inicia la primera fase para convertirse en una “red totalmente descentralizada” para 2021



Iota, un importante proyecto de blockchain diseñado para el Internet de las cosas, o IOT, ha entrado en la primera fase de su hoja de ruta para actualizar la red a IOTA 2.0.

Según una publicación de blog del 30 de junio, los usuarios ahora pueden descargar la nueva versión, Pollen, en la primera red de prueba totalmente descentralizada de IOTA.

Este lanzamiento es la primera fase en la hoja de ruta en la transición a IOTA 2.0 de Iota, lanzada el 29 de junio. En la hoja de ruta, la Fundación Iota presentó tres fases para llegar al llamado “Coordicide”, un evento que preverá la eliminación permanente del coordinador de IOTA. El coordinador ha sido una parte elemental dentro de la red de IOTA, representando una aplicación ejecutada por la Fundación IOTA para confirmar digitalmente las transacciones válidas.

Pollen marca el inicio de IOTA 2.0

Al lanzar Pollen, el proyecto IOTA, marca su primer logro previo al Coordicide. Dominik Schiener, cofundador de la Fundación IOTA, destacó, que el lanzamiento tiene como objetivo finalizar en una red sin coordinadores y lista para la producción.

Schiener continuó:

“Luego de años de investigación intensiva, pruebas rigurosas y esfuerzos incansables por parte de nuestros ingenieros, estamos orgullosos de poder invitar finalmente a todos a participar en este logro trascendental para el proyecto IOTA. Pollen marca el comienzo del primer Libro mayor distribuido verdaderamente descentralizado, escalable y sin costo del mundo, que ha sido la promesa de IOTA desde su primer día”.

Tres fases para deshacerse del coordinador de Iota

Junto con otras fases, el nombre de lanzamiento de la red de prueba oficial de la red IOTA 2.0, va en analogía con tres etapas para la creación de la miel: Pollen, Nectar y Honey. Como tal, Pollen está configurado para servir principalmente como una base de investigación para validar los conceptos de Coordicide y simular ciertos vectores de ataque. Según la fundación, se espera que la fase Pollen finalice las especificaciones de Coordicide, proporcionando el “plano final de IOTA 2.0”.

Se espera que la segunda fase, Nectar, proporcione una implementación completa de los módulos de Coordicide en una red de prueba incentivada. La etapa Nectar tiene como objetivo probar la red en busca de errores o problemas antes de lanzar finalmente la red principal. Se espera que se lance a principios del cuarto trimestre del 2020, la fase permitirá a los participantes de la red generar “Nectar” o recompensas por encontrar errores o posibles vectores de ataque.

Honey, el candidato a la versión final para IOTA 2.0, incorporará todos los módulos finales de Coordicide, que representan la primera versión de IOTA 2.0, o la red principal totalmente descentralizada de IOTA. Schiener dice que la fundación espera que la red entre en la fase, Honey, en el primer trimestre del 2021.

En febrero de 2020, Iota introdujo Chrysalis, o IOTA 1.5, una actualización intermedia. Chrysalis agregó características principales a la red, como direcciones reutilizables y tokens basados en IOTA. Como se informó, la Fundación IOTA tuvo que cerrar el Coordinador varias veces para abordar las principales fallas y hackeos en su plataforma. Tras las críticas sobre la falta de descentralización, IOTA lanzó la solución, Coordicide, en 2019 para reemplazar al Coordinador.

Sigue leyendo:



Source link

Related posts

Forbes publica una lista de empresas de miles de millones de dólares que utilizan Blockchain

topicoespana

capacitación en smart contracts, dapps y más

topicoespana

El desarrollador del proyecto de privacidad basado en la Blockchain del banco holandés ING destaca los principales retos de la red bancaria

topicoespana