Image default
Bitcoin Bitcoin Halving hash rate Hash rate Bitcoin mempool Recompensas mineras Tasa de hash bitcoin

Bitcoin sobrevivió al halving, pero los creyentes del “Death Spiral” siguen creyendo que BTC está condenado


Los halvings de Bitcoin (BTC) son un poco espeluznantes, algo así como la hora de las brujas, y una de las profecías que se murmuraban la semana pasada era algo sobre un “Death Spiral” o Espiral de la Muerte de la red Bitcoin. Esta idea, que no es realmente nueva, supone un éxodo masivo de mineros de BTC, cuyo trabajo de crear nuevas partes de la Blockchain, debido a la reducción de sus recompensas.

Como ha sido expuesto más recientemente por Zach Resnick, socio gerente de la empresa de capital riesgo Unbounded Capital y destacado partidario de Bitcoin SV (BSV), y resumido por Cointelegraph:

A medida que el halving recorte la recompensa del bloque, un gran número de mineros dejará la red. A medida que la tasa de hash de la red disminuye, el tiempo de generación bloque aumenta, la red se congestiona. Esto, a su vez, hace que Bitcoin sea menos atractivo, ya que los participantes no quieren esperar eternamente a que se procesen sus transacciones. Esto lleva a la caída del precio de Bitcoin, lo que empuja a más mineros fuera de la red. Este proceso se repite hasta que la red muere”.

El 11 y 12 de mayo redujo a la mitad la recompensa de los mineros de 12,5 BTC a 6,25 BTC y entró y salió sin ninguna calamidad, por supuesto. Pero algunas de las predicciones de Resnick sobre el comportamiento del mercado – la caída de las tasas de hash, el aumento de las tasas de transacción, el alargamiento del tiempo de bloque y un mempool congestionado – eran todavía evidentes una semana después del evento. ¿Quizás había algo de cierto en la hipótesis de la “espiral de la muerte”?

Son solo negocios… Como de costumbre

Christopher Bendiksen, el jefe de investigación del administrador de activos Coinshares, le dijo a Cointelegraph: “Menores tasas de hash, aumento de los tiempos de generación de bloque y, en ausencia de alguna caída inmediata exógena de la demanda de transacciones, mayor presión en las comisiones, son efectos muy conocidos de las caídas de la recompensa minera“.

Además, esto ha sucedido “a escala significativa” antes, el Jueves Negro, 12 de marzo de 2020, por ejemplo, cuando el precio de BTC cayó dramáticamente, lo cual fue alimentado por los temores del coronavirus. A los mineros se les paga en Bitcoin; por lo tanto, cuando el precio del mercado de BTC cae un 50%, también lo hace su recompensa por bloque. “Otro gran ejemplo es noviembre de 2018” – cuando Bitcoin cayó por debajo de los 4.000 dólares, después de perder casi un tercio de su valor en una semana. No se produjeron espirales de muerte en ninguno de los dos casos.

¿Están en problemas los mineros?

Resnick no es el primero en predecir una espiral de muerte. El profesor de finanzas de la Universidad de Santa Clara, Atulya Sarin, escribió sobre ello en diciembre de 2018, poco después de la brusca caída de BTC en noviembre. El trabajo de los mineros en el registro y confirmación de nuevas operaciones en la base de datos pública distribuida – que es la Blockchain – es crucial. Sarin explicó: “Bitcoin es, después de todo, un conjunto de números encriptados que no pueden establecer la propiedad de nada – Bitcoin no tendrá ningún valor“.

“Los mineros son una pieza crítica del rompecabezas de Bitcoin”, dijo Sarin a Cointelegraph esta semana. “Y reducir a la mitad la tasa de hash ha llevado a muchos de ellos a la quiebra – los ingresos que generan al extraer Bitcoins y las comisiones por transacción son menores que el coste de las operaciones para ellos“.

Sin embargo, este argumento no ha quedado sin respuesta. Gerald Dwyer, profesor de la Universidad de Clemson y académico de BB&T, sostuvo que no da el crédito apropiado a las comisiones por de transacción de Bitcoin – la segunda recompensa para los mineros además de la recompensa del bloque. Cuando se le preguntó sobre este suplemento de comisiones, Sarin le dijo a Cointelegraph:

Aunque es correcto que los incrementos en el coste de las transacciones pueden ser una fuente de ingresos adicionales, como sugiere el profesor Dwyer, hay un límite, al que se puede incrementar el coste de la transacción, más allá del cual no sigue siendo comercialmente viable tener transacciones de Bitcoin“.

Es decir, los usuarios de BTC podrían huir de la red si las tarifas son demasiado altas. Y, de hecho, el promedio de la tasa de transacción de BTC aumentó de 2,52 dólares a 6,65 dólares del 11 al 21 de mayo, aunque Mati Greenspan de Quantum Economics, por ejemplo, minimizó la importancia de esto en su boletín del 18 de mayo:

“Quien piense que una comisión de 3,75 dólares es una razón válida para abandonar el barco o cambiar a otro estándar de dinero digital, es algo que la mayoría de la gente que transfiere Bitcoin ni siquiera se lo va a pensar dos veces. Hay al menos tres docenas de criptomonedas que son más baratas y rápidas, pero ninguna de ellas tiene la seguridad, la escasez digital, la inmutabilidad o la liquidez que tiene BTC“.

Bendiksen también se opuso a la idea de que las comisiones por transacción son un elemento negativo para la red de Bitcoin. “No lo son”, le dijo a Cointelegraph, añadiendo:

“De hecho, el aumento de las tarifas incrementa la recompensa minera, lo que aumenta la tasa de hash, contrarrestando directamente la ‘espiral de la muerte’. Durante la última semana [que termina el 20 de mayo], las tasas han contribuido con 1,22 BTC adicionales a la recompensa del bloque en promedio, lo que hace casi 7,5 BTC en lugar de 6,25 BTC. Las comisiones son totalmente necesarias para asegurar la Blockchain, ya que los siguientes halvings llevan el Coinbase hacia cero. El hecho de que las comisiones ya sean el 15% de la recompensa del bloque es extremadamente alentador“.

Otra debilidad de la postura de los creyentes en el Espiral de la Muerte, en opinión de Bendiksen, es que a menudo “parecen desconocer el algoritmo de ajuste de la dificultad” que se produce aproximadamente cada dos semanas. Como escribió en un reciente informe de investigación de Coinshares: “El ajuste de dificultad asegura que ninguna cantidad de hash añadido pueda hacer que los Bitcoins se produzcan más rápido de lo prescrito“. Lo contrario también es cierto”.

Un importante efecto neto del ajuste quincenal de dificultad de Bitcoin, añadió, “es que el coste de la minería siempre tiende hacia el precio de mercado de Bitcoin”. Esto hace menos probable que los mineros abandonen la minería de BTC en masa debido al escenario de la espiral de la muerte. Resnick, por su parte, le dijo a Cointelegraph que no decía que una espiral de muerte fuera probable, explicando:

“Mi punto de vista hasta el halving era que una gran caída del precio o una espiral de la muerte era poco probable que ocurriera, pero que el precio de BTC y especialmente las opciones de BTC no valoraban adecuadamente estos riesgos significativos para la red. Dado que la tasa de hash no ha experimentado una caída significativa, ese riesgo todavía existe“.

Además, antes del halving el 11 de mayo, la tasa de hash se situaba en 137.571EH/s – es decir, la tasa hash promedio por día en hash/segundos – según BitInfoCharts.com. La tasa cayó un 30% en los primeros tres días después del halving. Ocho días después del halving, pero antes del ajuste de dificultad, el 19 de mayo, la tasa de hash se situó en 98,555 EH/s. El día después del ajuste de dificultad, el 20 de mayo, fue aún más bajo, a 86.996 EH/s.

Mientras tanto, el número total de transacciones no confirmadas en el mempool -una medida de la congestión de la red, que sugiere cuánto tiempo podría tener que esperar un usuario de BTC para completar una transacción- parecía estar mejorando. El promedio de siete días ha ido disminuyendo, y los totales diarios brutos se redujeron en unas 10.000 transacciones no confirmadas entre el 18 y el 20 de mayo.

The Mempool seven-day average

Sobrevivir a la semana después del halving

El hecho de que la red minera de Bitcoin haya sobrevivido la semana es una buena señal, según Resnick, que elaboró para Cointelegraph: “El momento más probable para una caída coordinada de la tasa de hash fue inmediatamente después del halving. Debido a que eso no ocurrió, la posibilidad de una espiral de muerte directamente relacionada con el halving es mucho menor“.

¿Una bala esquivada, entonces? Nada tan grave, según Bendiksen. La red fue diseñada para manejar estas situaciones exactas. Una espiral de muerte es una posibilidad teórica que, en el mejor de los casos, “no ocurre realmente en la vida real”, como escribió en su informe de investigación de marzo. Resnick respondió diciendo: “El tiempo lo dirá. Como todas las burbujas, típicamente explotan violenta y rápidamente“.

Relacionado: A medida que se aclara el panorama para Bitcoin, la red se despierta a una nueva y costosa realidad

Kevin Dowd, profesor de finanzas y economía en la Universidad de Durham en el Reino Unido y pesimista respecto a Bitcoin, cuando se le pidió su propia evaluación de una espiral de muerte en versión Sarín en los próximos cinco años, le dijo a Cointelegraph:

“Una posibilidad sería que la minería se hiciera cada vez más difícil debido a los halvings de Bitcoin, por lo que aumentarían las tarifas de las transacciones para mantener la rentabilidad de la minería y, por lo tanto, se socavaría el atractivo de la BTC como medio de pago, lo que a la larga llevaría a una pérdida de confianza en el sistema. Otra sería cuando la gente se desviara hacia competidores superiores, con el mismo resultado final, es decir, la pérdida de confianza en el sistema y el colapso“.

La propia opinión de Dowd es que existe un fallo fundamental en el modelo de minería de Bitcoin, a saber, es un monopolio natural. Ya sea a través del monopolio o de los mineros saliendo despavoridos del mercado, “el colapso en sí mismo ocurrirá porque el sistema es inherentemente frágil”. Resnick añadió sobre el asunto: “Ya sea que esa muerte sea específicamente de una espiral de la muerte como la que he descrito o simplemente el producto de una dramática disminución del precio y relevancia“, la probabilidad de un colapso en los próximos cinco años “es bastante alta – muy por encima del 50%”. Sarín de la SCU añadió: “La espiral de la muerte no es una cuestión de si, sino de cuándo”.

Dwyer de Clemson, por su parte, rechazó los argumentos de Sarin y Dowd. “No hay razón para pensar que las criptomonedas desaparecerán.” Bendiksen, sin embargo, añadió que la espiral de la muerte no es más que “una hipótesis no muy bien pensada, y sigue siendo rechazada por las observaciones reales”. Este fue el tercer halving, después de todo, “y hemos tenido toda una serie de caídas de precios que fueron del 50% o más“. Pero aún no hay indicios, y mucho menos avistamientos, de una espiral de muerte de la red. Cuando se le preguntó sobre la probabilidad de que se produzca una espiral de muerte de la red de Bitcoin en los próximos cinco años, Bendiksen respondió: “Cero”, añadiendo:

No creo que la tasa de hash llegue nunca a cero debido a un círculo vicioso supuestamente inherente al diseño de Bitcoin. Sólo podría llegar a cero si cada uno de los actuales y futuros mineros del planeta estuvieran firmemente convencidos de que el valor a largo plazo de Bitcoin es cero”.

Así que, el ingenioso mecanismo de recompensa de Bitcoin sobrevivió al evento de la semana pasada, pero es sólo cuestión de tiempo que los mineros del BTC huyan en masa hacia la salida, dicen los creyentes en el “Death Spiral”. Para ser tomados en serio, sin embargo, los defensores de que este evento sucederá todavía necesitan producir alguna evidencia de observación para apoyar la teoría de la debilidad de la red de Bitcoin.

Sigue leyendo:



Source link

Related posts

3 opciones para los comerciantes ya que el precio de Bitcoin está al borde del colapso

topicoespana

Informe dice que 80 por ciento de los 25 principales volúmenes de pares de operaciones de BTC en CMC se comercializan ficticiamente

topicoespana

Un analista dice que Ethereum está en su primer gran mercado bajista, tal como lo estuvo el Bitcoin en 2015

topicoespana