Image default
China Destacados Minería Mineros Pools tasa de hash

Bitcoin no corre peligro aunque su minería esté centralizada en China, dice Jameson Lopp


Bitcoin depende de su minería, es esta una de las actividades más fundamentales para su funcionamiento. No obstante, en los últimos años el ecosistema de minería se ha caracterizado por su poca transparencia, lo que dificulta que la comunidad comprenda realmente su funcionamiento, señala el desarrollador de Bitcoin, Jameson Lopp.

Por ejemplo, siempre se ha creído que Bitcoin peligra debido a que la mayor parte de la industria de minería se concentra en China. Empresas de manufactura, pools de minería e incluso cientos de granjas se encuentra ubicadas en el gigante asiático; lo que ha incidido directamente en la centralización del hashrate de la red. Es decir, la mayor parte de las transacciones y de las monedas de Bitcoin se confirman y emiten en territorio chino.

Una blockchain cuyo poder de procesamiento (hashrate) se encuentra acumulado en las manos de unos pocos mineros o en un solo territorio —como es el caso de China— es más vulnerable a ataques de 51%. Aunque esto resulta preocupante para muchos miembros de la comunidad, Jameson Loop asegura que no es tan sencillo perpetrar este tipo de ataques, ya que son altamente limitados y poco rentables.

Un ataque del 51% ocurre cuando un minero o más logran concentrar más del 50% del poder de cómputo de una red como Bitcoin. Este logro les confiere la posibilidad de borrar el historial de la red para sustituirlo con nueva información conveniente, así podrían lograr gastar más de una vez las monedas que utilicen y hacerse con las recompensas por minado en una sola operación.

Si en un solo territorio varias granjas aliadas logran concentrar este porcentaje, la lógica nos dice que definitivamente Bitcoin podría ser vulnerable a un ataque perpetrado desde China. Las alarmas empiezan a sonar cuando en el primer trimestre del 2020 el Centro para Finanzas Alternativas de Cambridge calculó que el 70% del hashrate de Bitcoin se procesó en China.

China es, por mucho, el país que procesa mayor cantidad de poder de cómputo de Bitcoin. Fuente: Cambridge.

En vista de que las posibilidades están dadas, la pregunta es: ¿Los mineros chinos aprovecharán la oportunidad para perpetrar un ataque del 51%? Como creador de la plataforma de métricas Statoshi.info, Jameson Loop lo ve poco probable, aún a sabiendas de que las circunstancias exponen a Bitcoin a actores maliciosos.

¿Por qué no deberíamos preocuparnos por la centralización de la minería en China?

En una entrada de su blog personal, el investigador señala que los ataques de 51% se escuchan muy peligrosos, pero en realidad no son tan poderosos. Los mineros que llevan a cabo estas actividades no pueden alterar las leyes de consenso de la blockchain, por lo cual se trata de un ataque limitado.

El atacante no puede robar bitcoin de forma arbitraria, por ejemplo. Asimismo, solo se pueden gastar el doble de los bitcoins que se encuentra en cada bloque afectado. Tampoco pueden cambiar las reglas de consenso, ni mucho menos aceptar transacciones inválidas. O sea, se encuentran de manos atadas, aunque puedan hacer mucho daño. Todas estas máximas se encuentran expuestas en el whitepaper de Bitcoin, siendo estas las leyes de la red.

Loop también afirma que la mayoría de estos ataques pueden ser exitosos sólo si se logran cambiar las monedas robadas en una casa de cambio con alta liquidez. Esto complica aún más las cosas, porque la mayoría de estos intercambios poseen límites de retiro. Asimismo, dichas plataformas suelen cumplir requerimientos de AML/KYC, por lo cual deberán identificarse para poder movilizar grandes cantidades de dinero.

Por si fuera poco, los actores maliciosos deberán cambiar el dinero cuanto antes, sin que nadie lo note, puesto que apenas se sepa del ataque seguramente el precio de Bitcoin descenderá. Al explicar todo esto Jameson Loop concluye que estos ataques no son rentables para los mineros, que tienen que cubrir los costos de electricidad de cada una de las máquinas conectadas para alcanzar más del 50% del hashrate. Si el precio de Bitcoin decae, todo esto podría resultar siendo «un disparo al pie», afirma el investigador.

Papá Estado también puede estar tras Bitcoin

Bien, los mineros honestos no van a querer perder dinero robando a la red de Bitcoin. Entonces, ¿qué pasa si un Estado/gobierno decide sabotear la red?, es esta otra de las teorías que pone a temblar a muchos bitcoiners. Sin embargo, Jameson Loop también considera que es poco probable que tenga éxito, a pesar de que el gobierno chino podría tener estas pretensiones.

Loop destaca que sólo hay dos maneras que el Estado chino logre tomar el poder de Bitcoin: tomando el control de todas las granjas de minería o de todos los pools de minería; sectores de la industria que se encuentran altamente concentrados en su territorio. En ambos casos el investigador considera que la comunidad se daría cuenta de los planes antes de llevarse a cabo el ataque, por lo que tomaría acciones en el asunto.

Resulta muy difícil que el gobierno chino logre dominar todas las granjas de minería del país, porque se encuentran distribuidas alrededor de todo su territorio. La mayor parte se encuentra en Xinjiang, pero también hay concentraciones importantes en Sichuan, Wei Mongol y Yunnan.

En este sentido, para lograr su cometido, tendrían que imponer una medida nacional, que no pasaría inadvertida para los oídos de mineros y bitcoiners en el exterior. Un cambio de algoritmo que inhabilite los ASIC producidos en China podría neutralizar un ataque gubernamental, así como también que mineros en el extranjero se conecten a pools fuera del control de China.

Los 10 pools chinos más utilizados por mineros de Bitcoin, que representan el 70% de hashrate de toda la red, sí se encuentran considerablemente más expuestos a un ataque del Estado. No obstante, resulta sencillo para los mineros hacer una migración de un pool a otro pool de emergencia, sobre todo si notan una irregularidad en el operador que están utilizando.

pools-minería-bitcoin
Los pools más usados de la industria, tales como Poolin, BTC.com, F2pool, son originarios de China. Fuente: Coin.dance.

Jameson Loop destaca que ninguna de estas movidas pasaría desapercibida para la comunidad de Bitcoin, la cual posee a varias empresas especializadas en la investigación de blockchain monitoreando la red minuto a minuto. Asimismo, considera que poco a poco la comunidad de Bitcoin se está fortaleciendo para que estas posibilidades de ataque sean remotas.

La propuesta BetterHash de Matt Corallo, que ha sido incorporada al protocolo de minería grupal Stratum V2, podría ser una solución que dificulte aún más los ataques de 51%, tal y como lo ha reportado CriptoNoticias en varias oportunidades. «Permitir que los mineros elijan sus propios conjuntos de transacciones mueve algo de poder de los grupos de minería hacia los propios mineros, lo que aumenta la resistencia a la censura de Bitcoin», describe la empresa encargada del desarrollo de Stratum V2, Braiins.

Ante este tipo de avances, Loop apunta que la comunidad de Bitcoin está dispuesta a mejorar los niveles de descentralización de su red. Asimismo, se espera que con los pasos de los años la competencia entre los fabricantes de ASIC y creadores de chip de minería también se diversifique fuera de Asia.





Source link

Related posts

Hyperledger crea nueva infraestructura para gestión de identidades entre blockchains | CriptoNoticias

topicoespana

Al menos 10% del hashrate de Ethereum migró a versión errónea de Constantinople | CriptoNoticias

topicoespana

Argentina en alerta por la emisión monetaria más grande de las últimas tres décadas

topicoespana